5 de noviembre de 2009

Valor para fallar

Usamos nuestros errores como oportunidades para crecer y así no perder el coraje cuando cometamos nuevos errores.

Hoy, libérate de la carga por oportunidades perdidas y ocasiones estropeadas. En lugar de esto, pregúntate qué aprendiste acerca de ti, y de la vida como resultado. Entonces ten el valor de ir hacia delante y de arriesgarte a fallar de nuevo.

Porque cada "no" te acerca más a un "sí".


Yehudá Berg

7 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Laura,estoy de acuerdo con tu post.
Hemos de hacer borrón y cuenta nueva.. y empezar cada día.. No podemos estar atados a los miedos y recuerdos,que nos engañan,nos sujetan y nos impiden avanzar..

Aunque es difícil,hemos de confiar en nosotros mismos y en los demás,conscientes de que todos somos humanos y tenemos fallos.. Por tanto,hemos de estar dispuestos a perdonar y empezar.. empezar siempre con lo positivo en la mente y en el corazón.

Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

Carolina dijo...

Preciosa reflexión. Hay que reconocer cuando fallamos y nos equivocamos. Porque de eso depende nuestra capacidad de responder con mayor fuerza y voluntad para no perder las esperanzas de continuar con más experiencia por este corto camino que es la vida.

Feliz fin de semana
Besos

Poseidón dijo...

hola querida Paisana,

Porque cada "no" te acerca más a un "sí".

- eso mismo de los errores se aprende y mucho..

siempre adelante claro que si, mismo si dudamos es tb un motivo para avanzar y descubrir que se puede conseguir...

Cuando caemos no nos queda otro remedio que levantarnos... yo siempre pienso, si otros lo consiguen, entonces para mi tb lo es..

besos y felz fin de semana LAURA

Maria Jesús dijo...

Yo lo hago con frecuencia: integrar lo errores como valiosas lecciones para aprender algo nuevo. Bellísimo post

Belkis dijo...

"Si cerráis la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera.” -Rabindranath Tagore
Muchas veces, solo a través de nuestros errores, tenemos la oportunidad de reflexionar y aprender algo nuevo. Solo después, de revisar las consecuencias de una acción que acabamos de realizar, es cuando podemos reconocer el error que hemos cometido.
Desarrollar la capacidad de reconocer y aceptar nuestras equivocaciones, amplia nuestra visión de la realidad, nos impulsa a asumir nuestra responsabilidad y nos enseña además, a reconocer la presencia de otros a los que afectamos con las consecuencias de nuestras equivocaciones. Cuantas veces hemos escuchado decir que: “Cometer errores es de humanos’’, pero lo más importante, es que los reconozcamos a tiempo y asumamos el compromiso de corregirlos.
Que tengas un lindo fin de semana Laura. Besitos

Andy dijo...

trato de ver todo de esta manera y no me lastimare, reclamandome el porque hice o no algo.
un beso

Laura-Sujami dijo...

Valiosísimas todas vuestras aportaciones chicas. Todas las palabras van a parar al mismo sitio. "Integrar los errores en nuestra vida, pues aprendemos de ellos" "Rectificar es de sabios"

Un besito para todas.